Gratinado, en ensalada, en pastel, con arroz… de mil formas puedes preparar esta carne de centollo.