Cortado finamente, ligero, suave y con el mejor acompañamiento. Este carpaccio incluye todo lo que necesitas para marcarte un platazo (y puedes decir que lo has hecho tú).