Nuestro queso viejo está muy solicitado, tanto que muchas veces hasta se agota. Gusta mucho porque hemos logrado un sabor único y una textura que se desmorona al cortarlo, añadiendo sensaciones que invitan a degustarlo. Es tan personal que puedes tomarlo solo o acompañado de tu vino favorito.