Lomo bajo y solomillo unidos en una misma pieza. Un corte perfecto para hacer a la plancha o la barbacoa y, sobre todo, para compartir y disfrutar a lo grande.